El pueblo

Robledillo de Gata

 

Si pudiera parar un instante el tiempo, uno de los lugares elegidos sin duda sería Robledillo de Gata, donde la tranquilidad no es un lujo

Situado al Norte de Cáceres, lindando con Salamanca, Portugal y la comarca de las Hurdes, se encuentra este municipio (conocido en el pasado con el nombre de Valdárrago) y que se asienta en el angosto valle del Arrago, por el que discurre el río del mismo nombre dando vida a este pueblo. En la actualidad ha sido declarado por la Junta de Extremadura: PATRIMONIO HISTORICO CULTURAL. En el S.XVII, llegó a superar los 800 habitantes. Fue su época de mayor población, hoy escasamente llega a 150.No es un pueblo en ruinas, ni abandonado, al contrario, su ubicación lo ha convertido actualmente en uno de los pueblos “posiblemente” más bonitos de España. Este pueblo parece estar dormido entre una arquitectura que data de más de 500 años de antigüedad, nos invita a pasear al cobijo de callejuelas que se entrecruzan dando lugar a un laberinto de pasadizos que forman las casas construidas sobre las mismas calles, (conocidos como balcones)